Después de fijar una tarea y dar a los estudiantes tiempo suficiente para que la realicen, el siguiente paso a dar sería proceder a la corrección. Sin embargo, el cómo se enfoque dicha corrección puede variar enormemente de un profesor a otro.

Recuerdo mis clases de inglés en el colegio con esta secuencia:

  1. El profesor da las instrucciones acerca de la tarea a realizar en español ( un gran error en mi opinión, pero no voy a extenderme en este tema ahora).
  2. Hago la tarea de manera individual.
  3. El profesor nombra a un estudiante o pide voluntarios para que digan en voz alta o escriban en la pizarra la respuesta.
  4. El profesor dice si la respuesta dada es correcta o no.

Este enfoque es bastante tradicional y conservador, pero nuevas tendencias docentes apuestan por un estilo más centrado en el estudiante y colaborativo. Es decir, antes de poner en común las actividades realizadas deberíamos introducir un paso previo: la revisión por parejas.

Este cambio sutil, pero muy importante, tiene numerosas ventajas, ya que hace posible:

  • Comprobar el grado de entendimiento de la tarea desarrollada. Y funciona en ambos sentidos: los estudiantes se aseguran de haber comprendido adecuadamente la tarea a realizar y los profesores comprueban si sus instrucciones han sido efectivas o tiene que hacer algún cambio o aclaración.  
  • Mejorar la autoconfianza de los estudiantes y ayudar a que se animen a participar más en clase.
  • Compartir ideas sobre el tema que versa la clase.
  • Poner en común las respuestas y analizar las diferencias.

 

Y si eres capaz de establecer esta sencilla rutina en tus clases, los estudiantes incluso lo harán si que tú se lo tengas que decir. ¿Qué otras pruebas necesitas para convencerte de que la revisión por parejas es útil y efectiva para su aprendizaje?

 

Checking in pairs

After setting a task and give students enough time to accomplish it, the next step in our lesson procedure should be correcting. But the approach to this task may differ from one teacher to another.

I remember my English lessons at school this way:

  1. The teacher sets the task in Spanish (big mistake in my opinion but I’m not going to discuss it now)
  2. Do it on my own.
  3. The teacher nominates a student or asks for a volunteer to give/ write the answer.
  4. The teacher tells if the answer is correct.

This approach is quite traditional and conservative, but new schools of teaching bet on trying a more student-centered and collaborative style.

That is, before correcting in open class, we should implement a previous step: checking in pairs.

This subtle but important change has many advantages, as it makes possible:

-To check understanding. It works both ways: students check their understanding of the task and teachers make sure their instructions were effective or if any clarification or change is needed.

-To improve confidence and help them to take part in the open class sharing

-To share ideas about the topic we are focusing on.

-To put in common the answers and discuss the differences.

And if you are able to set it up as a routine in your class, even the students will do it without you telling them. Those are evidence that checking in pairs is helpful and effective for their learning.

 

243 View

Leave a Comment