🤔 ¿Que no estás seguro de cómo redactar tu CV en inglés? 😖¿Qué tienes una entrevista o reunión de trabajo y temes no pasar del ‘hello’?😱¿ Qué quieres internacionalizar tu negocio pero al redactar un email no pasas del Dear Sir/Madam?😟¿Qué quieres presentar tu proyecto en inglés pero Oh-my-God mejor me quedo en casita?

¡Este es tu curso! ⬇️⬇️⬇️
“Let’s talk about business: aprendiendo a gestionar y mejorar nuestro negocio en inglés”

Los próximos 3 y 5 de Octubre, en horario de 9’30-13’30 estaremos impartiendo unas sesiones muy útiles y prácticas para que hablar/escribir en inglés en tu día a día profesional ya no sea una pesadilla.

El curso es GRATUITO y podeís apuntaros en este link:
https://www.emprenderenaragon.es/inscripcion-formacion/…

¡Os esperamos!

Read More


Después de fijar una tarea y dar a los estudiantes tiempo suficiente para que la realicen, el siguiente paso a dar sería proceder a la corrección. Sin embargo, el cómo se enfoque dicha corrección puede variar enormemente de un profesor a otro.

Recuerdo mis clases de inglés en el colegio con esta secuencia:

  1. El profesor da las instrucciones acerca de la tarea a realizar en español ( un gran error en mi opinión, pero no voy a extenderme en este tema ahora).
  2. Hago la tarea de manera individual.
  3. El profesor nombra a un estudiante o pide voluntarios para que digan en voz alta o escriban en la pizarra la respuesta.
  4. El profesor dice si la respuesta dada es correcta o no.

Este enfoque es bastante tradicional y conservador, pero nuevas tendencias docentes apuestan por un estilo más centrado en el estudiante y colaborativo. Es decir, antes de poner en común las actividades realizadas deberíamos introducir un paso previo: la revisión por parejas.

Este cambio sutil, pero muy importante, tiene numerosas ventajas, ya que hace posible:

  • Comprobar el grado de entendimiento de la tarea desarrollada. Y funciona en ambos sentidos: los estudiantes se aseguran de haber comprendido adecuadamente la tarea a realizar y los profesores comprueban si sus instrucciones han sido efectivas o tiene que hacer algún cambio o aclaración.  
  • Mejorar la autoconfianza de los estudiantes y ayudar a que se animen a participar más en clase.
  • Compartir ideas sobre el tema que versa la clase.
  • Poner en común las respuestas y analizar las diferencias.

 

Y si eres capaz de establecer esta sencilla rutina en tus clases, los estudiantes incluso lo harán si que tú se lo tengas que decir. ¿Qué otras pruebas necesitas para convencerte de que la revisión por parejas es útil y efectiva para su aprendizaje?

 

Checking in pairs

After setting a task and give students enough time to accomplish it, the next step in our lesson procedure should be correcting. But the approach to this task may differ from one teacher to another.

I remember my English lessons at school this way:

  1. The teacher sets the task in Spanish (big mistake in my opinion but I’m not going to discuss it now)
  2. Do it on my own.
  3. The teacher nominates a student or asks for a volunteer to give/ write the answer.
  4. The teacher tells if the answer is correct.

This approach is quite traditional and conservative, but new schools of teaching bet on trying a more student-centered and collaborative style.

That is, before correcting in open class, we should implement a previous step: checking in pairs.

This subtle but important change has many advantages, as it makes possible:

-To check understanding. It works both ways: students check their understanding of the task and teachers make sure their instructions were effective or if any clarification or change is needed.

-To improve confidence and help them to take part in the open class sharing

-To share ideas about the topic we are focusing on.

-To put in common the answers and discuss the differences.

And if you are able to set it up as a routine in your class, even the students will do it without you telling them. Those are evidence that checking in pairs is helpful and effective for their learning.

 

Read More


Que levante la mano quien no ha escuchado alguna vez (o miles) a su profesor de inglés diciendo: “Por favor, no os olvidéis de repasar vuestras redacciones (writings) antes de entregarlas”.

¿Y lo hacemos? ¡No!. Pero ni niños ni adultos, aquí fallamos todos.

 

Según mi experiencia, entre las razones por las que no repasamos lo escrito o lo hacemos erróneamente se encuentran las siguientes:

 

– Estamos cansados (simple y llanamente) y no nos apetece. Y más si hemos terminado nuestro ensayo o artículo a última hora para poder entregarlo a tiempo.

 

– En 2 minutos hay que entregar el examen y, total ya, de perdidos al río, ¿para qué repasar?.

 

Releemos lo escrito pero lo hacemos tan rápido y mecánicamente que no nos damos cuenta de ningún fallo.

 

-Mientras elaboramos nuestra redacción no hemos consultado ninguna de las dudas (véase www.popupenglish.es/recursos-a-la-hora-de-traducir) que nos han surgido (siempre que sea posible), o no hemos hecho un pequeño esquema previamente con los puntos de los que queremos hablar.

Resultado: si nos hemos equivocado o nos hemos dejado algún párrafo ni nos daremos cuenta.

 

Desde Pop Up! os proponemos las siguientes pautas:

 

– Sabemos la fecha de entrega de nuestro trabajo (deadline), así que previsión + planificación= éxito.

 

– En el mismo sentido,si tratamos de acabarlo con,por ejemplo, un día de antelación, podremos dejarlo “reposar” y cuando al día siguiente lo retomemos para su revisión, seremos capaces de ver lo ya escrito con tranquilidad, desde otra perspectiva, y más frescos para detectar posibles errores.

 

– Si releemos nuestra redacción nada más terminarla, ya podemos hacerlo 70 veces seguidas que no encontraremos ningún fallo. ¿Qué hacemos? Dejársela a un compañero para que le eche un ojo. Esa tercera persona no está predispuesta por lo escrito y verá nuestra redacción de una manera totalmente objetiva y será más fácil que localice errores gramaticales, de expresión,etc.

No nos tiene que dar miedo o vergüenza mostrar lo escrito a otros para que nos ayuden,ya que nos va a hacer mejorar mucho nuestra expresión escrita.

 

– Practicar el “error spotting“. Una de las habilidades básicas a desarrollar en el aprendizaje de un idioma es conocer cuáles son nuestros puntos débiles:

  * Mal uso de las preposiciones (e.g.: listen -> to).

  * Falta de concordancia sujeto- verbo (normalmente será un uso incorrecto de la tercera persona del singular: “she plays”, no “she plays”.

  * Uso incorrecto de los adjetivos/ adverbios: -ing/ -ed ( e.g.: “I’m interested in practising a new sport” ≠ ” This sport is very interesting”.

  * Confusión many/much: sustantivos contables/ incontables (“There are many books in my room” ≠ ” I don’t have much time”).

   * Uso de “linking words” (conectores) incorrecto.

   * Etc.

 

Pues bien, conociendo nuestras “debilidades” tendremos ventaja a la hora de revisar nuestros escritos ,ya que podremos centrarnos en buscar aquellas estructuras, palabras,etc que nos causan más problemas y asegurarnos de que son las correctas.

 

– Finalmente, es esencial a la hora de redactar cualquier texto hacer un pequeño borrador con la estructura que tendrá el artículo/ensayo/email/etc incluyendo las ideas o palabras clave de cada uno de los párrafos. De esta manera, al tener la estructura clara desde el principio redactaremos con más confianza,sabiendo que no nos dejaremos argumentos clave por el camino.

 

Pautas sencillas y rápidas pero muy efectivas ¿No os parece?.

Read More


Estamos en continuo movimiento, y el aprendizaje del inglés ha tenido que adaptarse a esta nueva realidad. Hoy os queremos presentar una nueva herramienta que dará una vuelta de tuerca a vuestras habilidades auditivas de una forma diferente.

Estamos hablando de la aplicación  gratuita “6 Minute English” (disponible para Android y Apple store en móviles y tablets), llena del estupendo material didáctico editado por BBC Learning English (www.bbc.co.uk/learningenglish)

Su contenido está orientado a personas con un nivel intermedio (Lower-intermediate, Intermediate, Upper Intermediate), aunque al incluir todas las transcripciones de los audios, también es útil para aquellos que quieran arriesgar a subir un poco más el nivel de sus listenings contando con un pequeño apoyo.

La aplicación consta de un contenido muy variado, incluyendo las siguientes secciones:

– The English We Speak
– Words in the News
– 6 Minute English
– Pronunciation
– Drama
– News Report
– Lingohack
– 6 Minute Vocabulary
– 6 Minute Grammar
– English at Work
– Shakespeare Speaker
– News Review

Dentro de cada una de estas categorías encontraremos audios de muy distinta temática: desde noticias de última hora, repaso práctico de puntos gramaticales o cómo enfrentarnos a una entrevista de trabajo.
Además, en la mayoría de secciones se incluye una parte denominada “Grammar” donde se hace un repaso del vocabulario más relevante o gramática esencial que se ha tratado.

Todos los audios los podemos descargar y se almacenarán en una carpeta dentro de la aplicación. Del mismo modo, podemos señalar como “favoritos” aquellos que queremos guardar o escuchar más adelante.

En definitiva, y dadas las múltiples opciones que esta herramienta ofrece, es altamente recomendable para el desarrollo de las habilidades de listening en cualquier lugar y aunque se tenga un tiempo limitado.

Read More


Anteriormente, en otro de nuestros posts, estuvimos hablando de la importancia de realizar un buen comienzo de clase o “calentamiento” antes de meternos de lleno en la parte principal de la clase. Esto hace que los alumnos se impliquen mucho más en la sesión y los puntos claves que se tratarán, pero también resulta muy útil a la hora de gestionar la llegada de estudiantes una vez ya comenzada la clase, puesto que podrán participar en las dinámicas propuestas sin mayor problema o con una mínima explicación, de manera que no se corta el ritmo de la actividad propuesta.

Hoy me gustaría presentaros una novedosa forma de comenzar nuestras sesiones conocida como REALIA o cómo llevar nuestras clases a la vida real.

¿En qué consiste esta técnica? Usar REALIA implica llevar al aula objetos reales y tangibles para que los estudiantes puedan verlos, tocarlos ¡o incluso comerlos!.

Y ¿cómo lo hacemos? Por ejemplo, si el punto central de nuestra clase ese día son “Frutas y Verduras”, siempre podemos hacer uso de las tradicionales flashcards (tarjetas) o, simplemente repartir una lista con el vocabulario que queremos que conozcan per, en mi opinión, cualquiera de estas opciones sería menos efectiva (y bastante aburrida) que si usáramos la técnica REALIA, es decir, traer a clase una cesta con distintas frutas y verduras.

Estoy segura de que los estudiantes no olvidarán que es “apple” si mientras lo aprenden están sujetando una manzana o si simulan con sus compañeros una compra en el supermercado. Esta dinámica da lugar a un repaso de otras temáticas como podrían ser los números, colores, formas geométricas, etc.

Esto no deja de ser un mero ejemplo, ya que las opciones son infinitas:

  • Vacaciones: mochila con un libro, linterna, mapa, botella, gorra, etc. Los estudiantes pueden hacer hipótesis acerca de quién el propietario, el destino del viaje, etc.
  • Material escolar: por ejemplo traer a la clase un estuche cerrado y preguntar a los estudiantes que objetos creen que podremos encontrar al abrirlo. Este puede ser un buen ejercicio de conversación en parejas que luego puede ponerse en común con el resto de la clase.

En definitiva, es una estrategia que funciona con estudiantes de cualquier nivel, simplemente tenemos que adaptarlos a nuestro grupo en particular. Eso sí, por nuestra parte implica echarle un poco de imaginación y preparar la sesión con anterioridad, pero merece la pena. ¿A qué esperas para probarla?

 

 

 

The importance of a good lead in (II): Realia

In another post we were talking about the importance of a good lead in or ‘warm up’ before moving to the main part of the lesson. It allows students to engage with the gist of the class but, it’s also useful to deal with students that arrive late as they can easily engage in the activity dynamics.

I would like to introduce a not so common lead in strategy called REALIA or, how to bring the class to life.

What is REALIA? It involves the use of real objects in our lesson so the students can see them, touch them, or even eat them!

How can we do it? For example, if the focus of the lesson is ‘Fruits & vegetables‘, we can always use flashcards (pictures), or just giving the students a list of vocabulary but, in my opinion that would be less effective (and quite boring,by the way) than using realia, that is, bringing a basket full of fruits and vegetables to the class. I’m sure students won’t forget how to say ‘apple’ if they are holding one or doing a role play with their classmates while simulating they are in a supermarket. It can also be a revision of numbers and colours if we consider it necessary.

This is just an example as there are many different options:

Holidays: a bag with a book, torch, map, bottle, cap, etc. Students could come up with a hypothesis about the owner, destination, etc.

Classroom: maybe bringing a pencil case and ask students what they think they can find if they open it. They could check in pairs their guessings and share later in open class.

To sum up, it works for all levels, you just need to adapt it to your particular group. It requires you to be creative and prepare it in advance, but it is well worth trying it. Come on!!!

Read More


Realizar una buena presentación de los contenidos a tratar durante la clase es un factor clave para conseguir que los estudiantes estén motivados e interesados, siendo éste el objetivo que todo profesor debería llegar a alcanzar en cada sesión.

Muchas veces se subestima la importancia de dar un buen comienzo a la clase, sin embargo, en mi opinión, es la esencia de toda la lección. ¿Por qué? Sencillamente porque permite al profesor introducir y presentar nuevos temas o puntos gramaticales, así como conseguir hacer explícito parte del vocabulario a utilizar de una manera más efectiva, dado que los estudiantes son los verdaderos protagonistas de esta “obra”.

En mis sesiones siempre trato de lograr dos objetivos fundamentales: suscitar el interés de los alumnos y que se encuentren motivados por lo que vamos a trabajar. Así, siempre doy comienzo con un “calentamiento” previamente elaborado, ya que va a ayudar a mejorar toda la sesión en su conjunto.

En las sesiones en las que he conseguido mi objetivo con una buena introducción, me he dado cuenta de que yo me encuentro más relajada, mientras que los estudiantes son más proactivos. ¡Todos salimos ganando!

Evidentemente hay numerosas formas de hacerlo: desde proyectar algunas imágenes y preguntar a los estudiantes acerca de lo que éstas les sugieren, hasta contar una historia y conseguir que se identifiquen con ella.

Como docente, ¿Cómo te gusta comenzar tus clases?

Como estudiante, ¿Qué necesitas para que la clase sea motivante desde su inicio?

The importance of a good lead-in (I)

A good lead-in is a key factor to get the students motivated and interested in the session, and that’s exactly what a good teacher should achieve in every single lesson. Many times, the beginning of a class is underestimated but it really is the essence of the whole lesson. Why? Because it allows teachers to introduce a new topic or grammar point and elicit the new vocabulary from the students in a more effective way, given that the latter are the real actors in the ‘play’.

That is what I always try to achieve with my students: engagement and motivation, so I always plan an elaborate ‘warm-up’, because it helps to improve the whole session. When I have implemented a good lead-in I have realised that I feel more relaxed and the students are more active during the lesson. It’s a win-win!

There are many different ways of doing it: from projecting some slides and ask students about them, to tell a story and get the students involved in it or even to build a word map.

As a teacher, What kind of lead in do you prefer?

As a student, What leading do you consider more motivating?

 

Read More


Por mi experiencia, veo que trabajar la pronunciación con los estudiantes es un gran estímulo para ellos ya que incrementan de manera exponencial su seguridad y confianza al hablar pero, el cómo enseñar dichos fonemas y practicarlos ya no es tan fácil. Como formadores, deberíamos ser capaces de identificar las fortalezas y debilidades de nuestros estudiantes en este campo y centrarnos en lograr mejoras.

Reconozco que ésto puede ser más sencillo en clases particulares o en grupos reducidos pero, en grupos más grandes podemos probar diferentes técnicas e introducir aquellas que funcionen mejor con la mayoría del grupo (teniendo en cuenta que llegar al 100% de los estudiantes con tan sólo un método es prácticamente imposible puesto que el proceso de aprendizaje es particular y diferente en cada persona).

Muchas veces me encuentro con estudiantes que me dicen que trabajar la fonética y la pronunciación es algo aburrido. ¿Como no van a pensar eso si muchas veces los propios profesores lo concebimos como una tarea extenuante y agotadora? Ahí sí que no hay nada que hacer.

Sin embargo, si somos conscientes de la importancia y ventajas de adquirir una buena pronunciación y la utilidad que aporta a nuestro estudiantes y lo transmitimos adecuadamente, ellos también lo verán así.

Como estudiantes de Inglés como segunda lengua, no poseemos los fonemas, el acento o la entonación requerida para hablarlo de manera natural, sino que hay que aprenderlo y practicarlo. Y no sólo eso, necesitamos a alguien que corrija nuestros errores y nos enseñe la forma correcta de pronunciar y cómo mejorar.

Hoy en día, los diccionarios online son una herramienta perfecta para los estudiantes. La mayoría de ellos poseen un “botón de pronunciación” (normalmente en forma de play o altavoz), así como la tradicional transcripción fonética (por ejemplo:  /fəˈnɛtɪks/). Personalmente me gusta utilizar wordreference, ya sea en la App en el movil o en el ordenador ( http://www.wordreference.com/es/)

Es interesante enseñar a nuestros estudiantes las nociones básicas acerca de la fonética a fin de que puedan ser capaces de conocer la correcta pronunciación de cualquier palabra incluso si sólo disponen de la transcripción fonética de la misma.

Poseer una buena pronunciación y ser capaces de practicar de manera autónoma ayuda a que los estudiantes se sientan más confiados en cuanto a sus competencias lingüísticas y, por tanto, más dispuestos a seguir aprendiendo sobre este campo.

En clase, poseemos infinidad de opciones y, en este caso, varían muvho dependiendo de la personalidad del profesor:

  • El profesor marca la pronunciación de una palabra o frase y los estudiantes la repiten imitando el tono, acento y la entonación.
  • “Jazz chants”: se trata de una forma divertida y alternativa de practicar los acentos y la pronunciación que consiste en repetir, con el ritmo marcado por el profesor, una serie de palabras o frases. La experiencia sería similar a cuando escuchamos una canción muy pegadiza y seguimos tarareándola todo el día (¡y toda la noche!).

         Aquí puedes ver un ejemplo: https://www.youtube.com/watch?v=nsUKHBziqGI

  • Canciones: algunas canciones son muy útiles para trabajar la pronunciación y entonación de una manera más relajada y divertida.
  • Flashcards: usar tarjetas donde en una cara aparezca una palabra y por detrás su transcripción fonética, Los estudiantes tendrán que identificar la palabra sólo por sus fonemas y practicar su pronunciación.

 

Con estas técnicas ya verás cómo los estudiantes dejan atrás sus miedos por trabajar la pronunciación.

 

 

Why learning pronunciation is so important?

From my experience, working on pronunciation is a great boost for students to improve their confidence when they speak, but teaching phonemes and drilling it is not always easy. As teachers, we should be able to identify the strengths and weaknesses of our students in this field and focus on the improvements. I know this is easier in 1-1 lessons or small groups, but in larger groups we can test different techniques and implement those that work better for most of students (take into account that reaching the 100% of your students with just one method is impossible as we all have a different learning process).

Many times I find students telling me that phonetic and pronunciation is something boring. And many times, even teachers find it tiring and, if this is the case, there is nothing we can do.

But if we are aware of the importance of getting a good pronunciation and how useful it can be for the learners and we are able to transmit it, they will see it too.

As learners of English as a foreign language, we don’t naturally have the phonemes, stress or intonation required and we need to practice it. And not only that, we need someone to correct us and teach us how to improve it.

Nowadays, online dictionaries are a great tool for students. Most of them include a ‘pronunciation button’ as well as the traditional phonetic transcription ( i.e.  /fəˈnɛtɪks/). It is interesting to teach students the basics of phonetics so they can know the correct pronunciation even when they only have a transcription. Personally I love Wordreference, either the App or on the computer (http://www.wordreference.com).

Having a good pronunciation and being able to practice it by themselves help students to get more confidence about their skills and, therefore, more prone to continue learning about it.

In class, we have different options, that also depending the teacher’s personality:

Model and drill it

‘Jazz chants’: a fun and different way to practice stress and pronunciation by repeating rhythmically some words or phrases. The experience is very similar to when we listen to a catchy song and we continue humming it all day (and night!!).

Check it here https://www.youtube.com/watch?v=nsUKHBziqGI

Songs: some songs are great to work on pronunciation and word stress in a relaxed and funny way.

Flashcards: use some cards with words written in phonemes. Students have to identify the word and practice its pronunciation.

Students will love all these techniques and will never be afraid of learning pronunciation.

Read More


No es nada nuevo la polémica que siempre suscita la elección de un profesor de inglés. ¿Nativo o no-nativo? ¿Quién es mas competente? ¿Quién va a poder formar mejor a los empleados de mi empresa o a mis hijos?.
Existe una opinión generalizada en la sociedad de que ser nativo de un idioma en particular es sinónimo de saber transmitirlo eficazmente y, como expondré más adelante, esto realmente no es así.

Respeto la decisión de contratar sólo profesores nativos, tanto a nivel particular como de empresas o academias. Sin embargo, me gustaría destacar algunas de las ventajas que, en mi opinión, puede proporcionar a los alumnos el que su profesor de inglés sea bilingüe y no nativo:

– En muchas ocasiones hay una desinformación muy grande por parte de empresarios y particulares que vienen considerando a los nativos como “superiores” o “de mayor calidad” en sus habilidades docentes. Y es que, además, parece que viste más colgar el cartel de “aquí solo profesores nativos” que el de ” aquí solo los profesores más cualificados“. Sin embargo, y a lo largo de mi trayectoria profesional he podido constatar que los alumnos (da igual adultos que niños) lo que quieren es un buen profesor, no una etiqueta.

Formar a profesionales es algo más que saber hablar un idioma. Los docentes no nativos contamos con formación específica en este campo (enseñanza del inglés como segunda lengua), una metodología didáctica, etc de la que muchos nativos carecen. Así, y como es obligación en cualquier docente, debemos aspirar a la excelencia profesional y alcanzar el máximo dominio de la lengua extranjera  que enseñamos. De este modo, por ejemplo, no me considero con la cualificación suficiente como para impartir clases de español para extranjeros. No es mi campo y desconozco muchas de las particularidades del mismo, fundamente porque en aprendizaje de la lengua madre se basa en la observación y práctica, no en un método o sistemática especial.

– Como hispano-hablantes, podemos identificar y anticiparnos a los problemas que puedan surgir durante las sesiones, ya que también hemos sido estudiantes y conocemos como procesamos la información y, en caso de que exista alguna dificultad o parte problemática, siempre podemos recurrir a dicha lengua para clarificar dudas.

– Relacionado con lo anterior, dicha experiencia como estudiantes (en aprendizaje continuo) nos situa en una posición privilegiada para orientar a los alumnos en cómo realizar sus tareas, o aplicar lo aprendido en su día a día laboral/ escolar puesto que ya hemos estado en su misma situación.

– Finalmente, no creo que el lugar donde se nazca sea determinante. En el caso de muchos docentes no nativos, el dominio del inglés es total, tanto a nivel de pronunciación y acento como de las distintas habilidades que lo integran.

Con este artículo no pretendo echar más leña al fuego, sino simplemente reivindicar una posición que, por méritos propios, creo que nos hemos ganado y muchas veces se oculta.

En mi caso, por ejemplo, siempre que quiero darle una vuelta de tuerca a mi speaking y añadir más matices a mi pronunciación y expresión oral me gusta acudir a una persona nativa (con formación académica docente).
¿Por que? Sencillamente porque hay usos y expresiones que salvo que se sea oriundo de un país angloparlante es imposible conocerlos puesto que son propios de su país, ciudad o incluso comunidad.
Para mi este tipo de aprendizaje supone un reto que impide que entre en un estancamiento de mi inglés que, como todo idioma, es una lengua viva y en continuo cambio y evolución.

Valorar los méritos y la complementación entre los conocimientos de unos y otros profesionales sería mi propuesta. Todos podremos aprender algo nuevo.
Y es que, como dice un proverbio japonés: “Mejor que mil días de estudio diligente es un día con un gran maestro“.

Read More


Ser capaces de supervisar y corregir adecuadamente durante nuestras sesiones han de ser habilidades esenciales en cualquier docente que quiera comprobar si los alumnos han entendido las tareas propuestas.

Una vez más, hay muchas maneras distintas de ponerlas en práctica y desarrollarlas.

Personalmente, durante mis clases, prefiero adoptar un rol secundario mientras dejo que los estudiantes trabajen en la tarea que corresponda. Especialmente trato de tener una actitud abierta y de acogida, y esperar a que los alumnos hayan terminado de exponer sus problemas u opiniones antes de aconsejarles o proporcionarles una respuesta.

Y es que, cuando he seguido esta estrategia, me he dado cuenta de que los estudiantes se sienten apoyados y confiados de poder pedir ayuda si la necesitan. Pero al mismo tiempo, se dan cuenta de que les estamos dando margen suficiente como para que cometan su propios errores y corregirlos.

 

¡No interrumpas el ritmo de la clase, los estudiantes son los protagonistas!

 

 

Monitoring & correcting: some tips

 

Monitoring and correcting are essential skills in a teacher to check the learner’s understanding of the tasks. And, again, there are many different ways to do it.

Normally I prefer playing a secondary role while students are working. I especially try to have a warming attitude and wait until the students have explained their problem or opinion before giving advice or an answer.

When implementing these techniques in my lessons, I have noticed that students feel they are being supported and can ask for help if they need it, but at the same time, they realise you are giving them enough space to make their own mistakes and even correct them.

Do not break the flow of the class, students have the leading role!!!

Read More


En estas fechas, son ya muchas las familias que comienzan sus vacaciones. Contrariamente a lo que se piensa, las vacaciones no son un tiempo para  “hacer nada”, sino días para hacer algo diferente.

Dependiendo de las edades, muchos de los niños, al acabar la escuela tiene una pila deberes y cuadernos de vacaciones que ríete tú de los temarios a la abogacía del Estado.
Sin despreciar la utilidad que puedan tener estos materiales, considero que podemos llevar el aprendizaje  de la inglés a nuestra vida real y veraniega, integrando diversas dinámicas en los planes familiares:

Escribir una carta a tu profesor/a de inglés: ¿Por qué no contarle al profe todo lo que estamos haciendo en vacaciones y lo que vamos a hacer? Los niños pueden elegir una postal bonita, escribir aquello que consideren interesante , por supuesto ¡enviarla!
Quiero hacer especial hincapié en la importancia de que sea una carta o postal, ya que el propio trabajo de buscar esa postal, el sobre, los sellos,  y un buzón para enviarla forma todo parte del objetivo de esta actividad.

Libros con preguntas: si les gusta leer, no dejéis escapar la oportunidad de que se enganchen a las historias en inglés. Hay libros de muchas editoriales y temáticas distintas, y muchos de ellos tienen preguntas o actividades al final del libro para mejorar y comprobar la comprensión de lo leído.

Mi recomendación es que acudáis a una libreria (o biblioteca municipal si sois socios) y dejeis que os aconsejen que libros pueden resultar más interesantes dependiendo de la edad, nivel y gustos de los más pequeños. Siempre que se pueda es interesante ir con ellos, para que puedan dar su opinión y paricipar en la elección.

Diario de verano: escribir redacciones largas puede resultar muy tedioso o incluso puede que los pequeños no tengan el nivel suficiente para redactar historias. Por ello, una buena idea es plantearles la posibilidad de escribir un “Diario de Verano”. En un cuaderno, los niños pueden ir apuntando lo que han hecho a lo largo del día, cada uno con sus palabras, dependiendo de su nivel (e.g.: ‘Yesterday we went to the beach near my village’, ‘ Go to the beach with my family’,’ Beach, sun, sea’). En el caso de los mas pequeños siempre pueden complementarlo con algún dibujo  o recorte que les guste. Por supuesto, no es una tarea para realizar todos los días, pero si es interesante que los días que se hayan realizado actividades más especiales, los recojan en su diario.

Hablar con niños de otros paises: los adultos podemos ser tímidos, pero los niños no tienen esas limitaciones a la hora de hacer amigos y jugar con ellos. Por eso os animo a que, allí donde estéis de vacaciones (hotel, pueblo, playa, camping, etc), permitáis a vuestros hijos juntarse con niños de otras nacionalidades. Al final siempre acaban entendiéndose y si el inglés es la unica lengua común intentarán por todos los medios utilizar todo lo que han aprendido durante el curso.

Enjoy the Summer!!

Read More